notebook IV, el final se acerca, sólo recuerdos


Domingo, 2 de Septiembre de 2012


Ya no sueño contigo, Joe, ya no tengo pesadillas -se han ido- ya no tardo horas en coger el sueño.

Ahora vienen mis ancianas -esos peces- cada noche. Nuestra muerte no es real, me dicen. Nuestra muerte está en ti. Sabes cómo las extraño.

Y hoy. Hoy soñé que encontraba un enorme pájaro muerto en un jardín. La hierba era blanca y lo tomaba en brazos, e intentaba encontrar a la persona que lo habia matado. Quería explicarle algo. Lo sagrado del animal. Y recuerdo perfectamente el tacto de las plumas de su vientre.

Vuelvo dentro de dos días, Joe. Y ya no somos el futuro.