Animales y dioses, corazones detenidos


"Así, no sabiendo creer en Dios, y no pudiendo creer en una suma de animales, 
me he quedado, como otros de la orilla de las gentes, en esa distancia de todo que comúnmente se llama la Decadencia. La Decadencia es la pérdida total de la inconsciencia; porque la inconsciencia es el fundamento de la vida. 
El corazón, si pudiese pensar, se pararía".

FERNANDO PESSOA

No hay comentarios:

Publicar un comentario